Novelas, cuentos, distopía

             Manifiesto

 

Forjaré un tratado de lo que ignoro,
me alimentaré de vino y de rosas
y buscaré en cuerpo y alma el tesoro
que palpita en las mujeres hermosas.

El primer mandamiento de mi credo
será explorar todas las emociones
posibles. El último, cumplir sin miedo
al fracaso el don de mis ilusiones.

Sólo al terminar me volveré huerto,
reconoceré al tiempo su victoria
pírrica y dejaré que me consuma

poco a poco, como hace con la bruma
o se desvanece en nuestra memoria
el recuerdo fiel del amigo muerto.

 

                                                                     Juan Bosco Castilla