Novelas, cuentos, distopía

"Para quien, como yo, ha matado con indiferencia, la pura bondad confunde y atrae. En aquel tiempo, yo no era ni un asesino ni un justo, sino un aspirante a ambas categorías incompatibles, como de una forma o de otra lo son todos los proyectos de ser  humano"

 

*****

 

Rebelarse contra la voluntad del autor y marcar la senda por la que debe discurrir la historia es un privilegio de los personajes bien caracterizados. Y yo, como protagonista instruido, lo era.